Celtiberia: el arévaco.pdf

Celtiberia: el arévaco

ÁNgel Luis Gallero Díaz

De la mano de un joven guerrero carpetano y un veterano buhonero olcade nos adentraremos en la Iberia del siglo V precristiano, un mundo desconocido, tan hermoso como salvaje, que recorreremos de un extremo a otro, viendo resurgir desde las brumas de la historia a pueblos entonces temibles y ahora ya casi olvidados, que están en nuestro origen y de cuya mezcolanza descendemos. Visitaremos las ásperas tierras de lusitanos y vetones, de olcades y turboletas, de kalaikos y vascones. Viviremos junto a celtíberos, vacceos y carpetanos. Entraremos en las poderosas ciudades de Arse, Edeta, Ipolka y Gádir. Conoceremos sus grandezas y miserias, su forma de vida, los dioses que invocaban. Cabalgaremos junto a hombres y mujeres para quienes la guerra era su razón de vivir, y la muerte una fiel compañera y la puerta hacia la eternidad. Participaremos de sus victorias y derrotas, beberemos y lucharemos con ellos y seremos testigos de memorables batallas y combates singulares, de grandes invasiones, viles traiciones y crueles venganzas, a la vez que de épicas gestas y actos de supremo valor y nobleza. Celtiberia nos acerca a unas gentes que fueron ejemplo de valor, dignidad y tenacidad, y cuya defensa de la libertad fue, en muchos casos, legendaria. Conocerlos es conocernos a nosotros mismos.

Libros editorial Rubiños. En la librería online TROA podrás consultar el catálogo de libros de la editorial Rubiños Pallantia, [1] castro arévacos [2] de la Celtiberia en la Hispania pre romana que aparece nombrado es escritos romanos puesto que ofreció una gran resistencia a ser conquistada. Todo apunta a que estaba poblado por arévacos en zona de frontera con los pueblos vacceos. Se la identifica habitualmente con el municipio palentino de Palenzuela.

8.66 MB Tamaño del archivo
9788480411677 ISBN
Celtiberia: el arévaco.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.stajgrovakuchyn.cz o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

Pallantia, [1] castro arévacos [2] de la Celtiberia en la Hispania pre romana que aparece nombrado es escritos romanos puesto que ofreció una gran resistencia a ser conquistada. Todo apunta a que estaba poblado por arévacos en zona de frontera con los pueblos vacceos. Se la identifica habitualmente con el municipio palentino de Palenzuela.

avatar
Mattio Mazios

#3 jeromor 17 de oct. 2005. Lo que haya en S. Martín de Valdeiglesias será vetton, no arévaco. Obeid: Sabes que hay un Tielmes en Madrid, en el Tajuña, que ha de ser seguramente el mismo topónimo que el Termes del que hablamos. El cuneas, u orden de batalla triangular de los arévacos, se hizo famoso entre los celtíberos y temible entre los guerreros de la antigüedad. Las mujeres se empleaban también en ejercicios varoniles y ayudaban a los hombres en la guerra.

avatar
Noe Schulzzo

celtíberos de todas las tribus de Celtiberia, incluyendo naturalmente arévacos. Sus relaciones históricas de las que tenemos ya noticias van a comenzar con ...

avatar
Jason Statham

habitarían los pelendones, arévacos, belos, titos y lusones (Albertos 1979, 132). Sin embargo, los límites geográficos de este ''núcleo indudable .. de la Celtiberia.

avatar
Jessica Kolhmann

en la materia, al respecto de una Celtiberia Citerior que representaría a los belos , titos y lusones, y una Celtiberia Ulterior identificada con los arévacos en ... Se da el nombre de Celtiberia al territorio situado en el reborde montañoso ... También otro episodio indica que los arévacos despreciaron a sus enemigos, ...